¿Cómo funciona Ancana?

Lo básico de una

Propiedad Fraccionada 

El Fideicomiso es la mejor manera de comprar y ser dueño de una casa de vacaciones fraccionada. Eres dueño legítimo de la propiedad en proporción de tu compra, por menos costo y trabajo. En Ancana nos encargamos de todo, incluyendo el diseño de interiores, administración de la propiedad, mantenimiento, agenda de dueños, y más. 

¡Solo agarra tus maletas y disfruta!

Casa de Playa

NO somos un tiempo compartido

Si compras en Ancana eres dueño legítimo de una increíble propiedad vacacional. A diferencia de los tiempos compartidos donde solo compras el derecho de uso a 1 semana al año de un cuarto o departamento. Y ni se diga la pesadilla para revender tu tiempo compartido. En Ancana no solo te ayudamos a vender tu fracción, si no que es un compromiso nuestro.

¿Cómo funciona Ancana?

ESCOGE

Tenemos casas y departamentos únicos para ti. Solo escoge la propiedad que más se acomode a tus necesidades. Si no la encuentras cuéntanos donde te gustaría tenerla y buscamos la ideal. Tú nos dices cuantas semanas quieres y listo.

COMPRA

A través de fideicomisos profesionalmente administrados o co-propiedad, compras las fracciones con toda la seguridad jurídica que necesitas. Compartes con otros dueños bajo reglas de sociedad claras. Cuando compras eres 100% dueño de la propiedad.

DISFRUTA, DEJATE CONSENTIR

Junto con nuestros socios aliados nos encargamos de todo para que cuando llegues se sienta como en casa. Nos encargamos de reparaciones, mantenimiento y pagos de servicios. Agendar tus semanas es sencillo a través de nuestro portal de dueños.

Por qué comprar una fracción?

Es lo mismo que comprar una casa a través de un fideicomiso que es dueño de la propiedad o como co-propiedad. La única diferencia es que hay más dueños y existen reglas de uso para mantener la propiedad en óptimas condiciones. 

Las casas de vacaciones se usan menos de 60 días al año. Al tenerlas vacías se vuelve un costo innecesario, se deterioran y pueden perder valor. Mejor compra el tiempo que realmente la vas a usar y sigue siendo dueño pero con beneficios.  

Tú decides cuántas semanas al año quieres ir considerando el número de fracciones que compres. De esta manera, tú y solo tú escoges cuanto la quieres usar. Y si en un futuro quieres más o menos, no hay problema, le puedes comprar o vender participación a otros dueños.

Al compartir la casa con otros dueños, tienes el beneficio de poder comprar las semanas que quieres por mucho menos. Esto también aplica para los costos mensuales de mantener tu casa como te gusta, en perfectas condiciones.

¿Qué ofrecemos?

Recursos

Soporte

Síguenos en:

  • LinkedIn - Gris Círculo
  • Facebook
  • Instagram

Goldsmith 40, Polanco

CDMX

© 2019 por Ancana Living.